Uno de los problemas de la polarización extrema, es como señala Pablo Paniagua en su libro sobre el estallido social “Atrofia”, es que no podemos ver a quien está en la otra orilla más allá de la falacia del “mono de paja”, que es una caricatura deshumanizante que presenta al otro bajo la peor luz, o representado por los integrantes más desquiciados de la otra tribú, el punto es que el “mono de paja” no tiene argumentos validos que necesitan ser examinados, evaluados y posiblemente refutados.

La falacia del mono de paja: versión gráfica

Entonces, muchos ven al votante de Boric desde la óptica del mono de paja y desde este lente podemos describirlo como “generación de cristal, niño malcriado que lo tuvo todo fácil, que no sabe que es el esfuerzo, que se ofende por cualquier cosa, que es <débil de mente>, que no entiende de historia, ni mucho menos de economía y cree que todo se soluciona imprimiendo billetes”.

monos de paja
Monos de Paja de las elecciones presidenciales.

Desde quienes votaron convencidos por José Antonio Kast o para ser justa, votaron espantados contra el programa económico de Boric, no pueden entender como la mayoría de chilenos y chilenas en su necedad habrían elegido “la pobreza y el comunismo” y no ven lo que el economista Flaite en twitter explico tan bien:

El candidato de la derecha, era un personaje con tal trayectoria, que hacia que tomar el riesgo de un país empobrecido, no fuera tan espeluznante como su presidencia.

En otras palabras, muchos de los votantes de Boric, lo hicieron porque les daba mucho más miedo vivir en un país gobernado por un ultraconservador pinochetista, con un discurso permanente de mano dura y pantalones puestos, con un record probado y perseverante de tratar de meterse en la cama de la gente:

¿Recuerdan el llamado Bus de la Libertad?
FGiwhSjXMAM2 qq
¿Recuerdan la batalla que dio José Antonio Kast, contra la píldora el día después? 

Los jóvenes defendieron con su voto la igualdad ante la ley de todos los proyectos de vida

Fueron fundamentales para definir su elección, ellos crecieron mirando el mundo desde sus teléfonos y sus televisores, tienen muchos más modelos para vivir, y por lo tanto no elijen lo tradicional por defecto. Son de las primeras generaciones que ahora tienen la posibilidad de definir sus vidas e identidades libremente y es una conquista tan grande, que es comprensible que no quieran perder eso. Crecieron en un mundo postmaterial, y no nos debería sorprender que no quieran que un fanático religioso, rodeado de influencers ultraconservadores les digan como vivir sus vidas. Podríamos llegar a afirmar que los jóvenes defendieron la igualdad ante la ley, de todos los proyectos de vida buena, incluidos los de la Diversidad Sexual, con su voto.

El Factor Mujeres

Y aquí esta la clave, si se fijan en el siguiente análisis, quienes dieron vuelta la elección, fueron las mujeres menores de 50 años, quienes votaron por Boric de manera sumamente desmesurada, solo las mujeres mayores de 70 votaron más por Kast que por Boric.

Vea acá el artículo de La Tercera con el análisis: Las mujeres y los jóvenes fueron clave

A la luz de los resultados, podemos concluir que las mujeres en Chile no le creyeron a Kast su nueva postura pro-mujer, por mucho que integró mujeres de grueso calibre en su comando. 

Por personajes como José Antonio Kast se acuñó la frase “saquen sus rosarios de nuestros ovarios”

Muchas leímos sus dos programas de gobierno, y entre otras cosas, quedamos preocupadas por que José Antonio Kast señalaba explícitamente que quería aumentar “la natalidad”, esto significa básicamente, usar el poder del Estado para promover que más mujeres se embaracen, para ser justa, le reconozco que su nuevo programa incluía medidas de apoyo a la crianza, pero dado su actuar en el pasado, no es posible descartar razonablemente un intento de disminuir el acceso a salud sexual y reproductiva de las mujeres, porque lo ha intentado muchas, pero muchas veces y ha sido necesario que el movimiento de mujeres y feministas, parar una y otra vez su intento de intromisión en nuestras libertades. 

El, como presidente hubiera podido perjudicar el acceso a salud sexual y reproductiva de la población simplemente siendo negligente y poniendo personas ineptas en cargos fundamentales. Y lo hubiera hecho fácilmente porque cualquier medida de control de la natalidad hiere las creencias profundas de José Antonio Kast, como se revela en una famosa entrevista de El Mercurio a Pía Adriazola: Descifrando a Kast

Mi punto es, muchos y muchas a la hora de elegir el mal menor, prefirieron un candidato que era funesto en lo económico, pero respetaba libertades de vivir la vida que se elija libremente, que para la gran mayoría son más centrales que lo económico.

Finalmente, creo que un análisis central de momento político, especialmente desde la óptica de la libertad, es el realizado ayer por el rector Carlos Peña en Hablemos en Off en Radio Duna. Donde señala que el siguiente desafío de la centro derecha y la derecha, es articular una derecha auténticamente liberal, con un liberalismo potente (amarillo fosforescente como decimos en Libres) y no como hasta ahora ha sido, un liberalismo descafeinado y exánime (enlace al final de la columna).

Después de esta elección, queda todo por hacer, y es hora de construir un espacio político y cultural, que valore siempre todas las libertades, todo el rato.

Beatriz Sotomayor

Beatriz Sotomayor

Secretaria General de Libres

Análisis esencial de Carlos Peña para comprender el momento político

https://open.spotify.com/episode/06FpTgOUlPbEp0nAgoQgyv?si=V04bJbI_TD6HoaWzo6k9mg

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.